Acampada nocturna en la Biblioteca de Montequinto

El Día Internacional del Libro no es un día cualquiera. Es una fecha más que señalada en el calendario lector y, por eso, en la Biblioteca de Montequinto lo han querido celebrar con una acampada nocturna y muchos juegos y cuentos en torno a los libros. Misterios, linternas y palabras en una noche (mágica) en la biblioteca.

POR Sonia Domínguez / Sevilla, 18 ABRIL 2016

¿Qué pasa en una biblioteca cuando se apagan las luces y el último ser viviente abandona el edificio? Esa calma habitual de espacios y libros durmientes se verá interrumpida la noche del próximo 22 de abril porque la Biblioteca de Montequinto ha invitado a 50 niños y niñas a que descubran sus instalaciones en horas y formas inusitadas.

Había ganas en Montequinto de organizar una actividad de estas características. La suya es una biblioteca que se caracteriza por el dinamismo, la flexibilidad y el impacto a la hora de comunicar y transmitir su pasión por los libros.

Que la inscripción para participar en esta acampada nocturna se cubriese casi inmediatamente tras la apertura del plazo demuestra que las ganas son correspondidas y que existe confianza en la biblioteca a la hora de organizar este tipo de actividades singulares. Algunos niños y niñas, entre 6 y 9 años, recordarán que su primera noche fuera del ámbito familiar fue… una aventura… en una biblioteca y… rodeados de libros.

Entre los organizadores se encuentran dos de los colaboradores habituales: Helen Doron Montequinto y Lutgardo Jiménez, que han preparado un programa de animación para recorrer todo el edificio: de la zona de préstamo a la sección infantil, en la que se instalarán los sacos de dormir; del comedor comunitario en la primera planta al salón de actos, donde se proyectarán cortos relacionados con la lectura.

El objetivo es disfrutar de la biblioteca de una forma distinta e incentivarles a leer con dinámicas que rompan “la rutina normal”. Así lo entiende el animador Lutgardo Jiménez, quien se muestra convencido de que “la lectura es un virus que, para contagiarlo, hay que padecerlo”.

¿Qué clase de lectores son quiénes hoy tienen entre 6 y 9 años y participarán en esta actividad? Son lectores ilusionados, que se emocionan y que todavía tienen capacidad de sorprenderse, nos dicen desde la Biblioteca.

A esa edad, si los entornos favorecen el acceso a la lectura, Lutgardo explica que el texto va por encima de la imagen, buscan historias que despierten la intriga y “les sigue encantando que les cuenten historias”. Como ya han alcanzado la competencia lectora, padres y madres dejan de leer en voz alta y se retiran en el acompañamiento que han realizado hasta ese momento, pero sigue siendo muy importante “leer en voz alta”. “Las lecturas compartidas son las que permiten seguir leyendo y cultivando ese espíritu”, matiza este animador.

Por eso, la del 22 al 23 de abril será una noche de cuentos, como el de La conferencia de las gafas, y de actividades como Misterio en la Biblioteca y el Banco de las Letras y las Palabras.

Aunque existen algunas experiencias similares en otras bibliotecas de la geografía, como Alicante, Guadalajara o Lora de Estepa, y en la ciudad de  Sevilla la avanzadilla corresponde a una librería veterana en la dinamización, como es Rayuela Infancia, son más que escasas las oportunidades de desacralizar, con aventuras de esta índole, instituciones públicas consagradas a la difusión de la cultura escrita.

Libros y danza

La acampada nocturna es una de las actividades con las que la Biblioteca de Montequinto conmemora el Día del Libro pero, como viene siendo habitual desde hace cuatro años, la cercanía del Día Internacional de la Danza (29 de abril) les lleva a enmarcar ambas fechas en la Semana de la Lectura y de la Danza, organizada en colaboración con la Asociación Dos Hermanas Danza Activa.

Danza

La Semana de la Lectura y la Danza va ya por la cuarta edición FUENTE: BIBLIOTECA DE MONTEQUINTO

A la noche de los cuentos se suman numerosas actividades, como una exposición fotográfica titulada Danzagrafías, una exhibición de baile de varias escuelas, un taller de danza en familia, además de una sesión temática del storytelling (cuentos teatralizados en inglés por Helen Doron Montequinto). Además, durante este mes de abril se podrá visitar la curiosa exposición de libros intervenidos, realizados por el taller de manualidades de Paqui Barroso.

La programación cultural se ve acompañada en este centro por otras iniciativas que demuestran su apertura a la comunidad y su disponibilidad para prestar distintos servicios.

La novedad más reciente es la apertura de una ludoteca familiar en horario de fin de semana y festivos. El centro cultural cede el espacio, lo habilita con juegos, libros y puzles y deja que el uso se autogestione entre padres y madres que lo consideren necesario.

FOTO de portada: Visita escolar a la Biblioteca de Montequinto

Comenta