Todo listo para la cita sevillana con los libros antiguos

Está a un paso de cumplir la cuarentena. Será en 2017. Pero, de momento, la organización ya lo tiene todo preparado para que del 11 de noviembre al 8 de diciembre la Plaza Nueva acoja la 39ª edición de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Sevilla, con el escritor Juan Bonilla como autor del pregón y con la presencia de 23 librerías procedentes de toda España.

POR Sonia Domínguez / SEVILLA, 13 OCT 2016

Es la propuesta más longeva y estable del otoño cultural hispalense. Se ha celebrado ininterrumpidamente desde 1977, en una cita con los libros antiguos, primeras ediciones, manuscritos originales, grabados, ediciones raras, descatalogadas o ejemplares a precios muy económicos.

Ahora, ya está todo preparado para que el próximo 10 de noviembre Juan Bonilla inaugure con su pregón una nueva edición de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Sevilla, la número 39. Será a las ocho y media de la tarde, en el Círculo Mercantil e Industrial de la calle Sierpes.

Organizada por la Asociación Amigos del Libro Antiguo, en colaboración con distintas instituciones, la Feria se celebrará del 11 de noviembre al 8 de diciembre. Mientras que el cartel de este año reproduce una fotografía de 1950, perteneciente al Archivo Serrano y facilitada por la Hemeroteca Municipal, en la plaza Nueva estarán presentes 23 librerías procedentes de Sevilla, Barcelona, Madrid, Valencia, León, Málaga, Cádiz y Granada. 

A lo largo de los últimos años, el pregón ha sido uno de los actos más multitudinarios de la Feria del Libro Antiguo, ya que ha contado con la presencia de escritores como Fernando Savater, Jorge Edwards, José Manuel Caballero Bonald, Arturo Pérez Reverte, Rosa Regás o Lorenzo Silva.

En esta ocasión, el encargado de invitar con sus palabras a que sevillanos y visitantes miren, toquen, busquen, pregunten, conversen y atesoren lecturas y otras joyas bibliográficas será Juan Bonilla.

Autor de poemarios como Poemas pequeñoburgueses (2016), de novelas como Prohibido entrar sin pantalones (2013), de libros de relatos como Tanta gente sola (2009) o recopilaciones de ensayos como Biblioteca en llamas (2016), el escritor jerezano es un confeso coleccionista de libros, “virus fatal” lo llama, asiduo de las librerías de viejo y amigo de esta Feria.

Para ella ha publicado artículos como Libros de viejo, Sevilla, principios de los noventa o La calle de los libros (buscando libros viejos por Latinoamérica).

Uno de los aspectos más destacados de este evento es la publicación de un libro editado por la Universidad de Sevilla, que con una tirada de 1.000 ejemplares, se convierte en objeto de coleccionismo.

Este año se reimprimirá por tercera vez Curiosidades sevillanas, una recopilación de los 140 artículos publicados por Alfonso Álvarez-Benavides en El noticiario sevillano en 1898 y 1899, con prólogo de Alberto Ribelot.

Desde la organización han señalado que debido a la demanda “será la tercera edición que se haga de dicha obra. Con ella los libreros de viejo de la ciudad rinden un sentido y sincero homenaje al profesor Alberto Ribelot, amigo querido e incansable colaborador de la Feria”.

Como suele ser habitual, habrá actividades paralelas, tanto en la Plaza Nueva, como en la Sala Apeadero, en colaboración con la Casa de los Poetas y las Letras.

Para la gente menuda, cantera de futuros lectores y bibliófilos”, habrá cuentacuentos todos los domingos del calendario, mientras que el ciclo de conferencias se ha titulado Elogio y defensa del papel: los libros impresos.

Desde el ICAS han señalado que el objetivo de este ciclo es subrayar, tanto desde una perspectiva histórica como contemporánea, los valores y características del universo del libro impreso, así como su importancia y singularidad en la cultura personal y colectiva.

Será los días 29 y 30 de noviembre, con Anaqueles de la imaginación y la memoria, en la que participarán Antonio Barnés, Antonio Castro, Rafael Juárez y José María Rondón; y Objetos de atractiva textura, con Manuel Romero Tallafigo y Antonio Lappi.

Un año más, la Asociación Amigos del Libro Antiguo ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de Sevilla, la Diputación Provincial, la Universidad, la Hemeroteca municipal y el Círculo Industrial y Mercantil.

Comenta