FINOS, el arte de contar historias

¿Qué hace que un festival de narración oral autogestionado se mantenga durante nueve años en una ciudad como Sevilla? Los organizadores del FINOS lo tienen claro: la parte afectiva y humana que une a los narradores entre ellos y con el público, y la certeza de que, edición a edición, están contribuyendo a visibilizar el arte de contar historias. Historias que, insisten, no son sólo para niños.

POR Sonia Domínguez / SEVILLA, 20 OCT 2016

Los niños sí tienen cubierta la parte de los cuentos a través de la educación y de la cultura pero los adultos no. Y los adultos somos los primeros que nos vamos encerrando en nuestro propio mundo. Cuando te sientas en una sala a escuchar historias, enganchas con tu niñez, con tus vivencias, con esa parte que tenías ahí dormida o que ni siquiera te acordabas que estaba. No te puedes imaginar todo lo que se mueve en ti”.

No debería hacer falta que los narradores existiéramos. Todos somos contadores, todos deberíamos escuchar cuentos constantemente. Aprendemos escuchando y los cuentos nos transmiten mucha sabiduría sin quererlo. Creo que los cuentos son la fuente más importante de memoria que tenemos la humanidad”.

Ese entusiasmo con el que hablan Lola Jiménez y Jesús Buiza, narradores y organizadores del FINOS, es el que todos los integrantes del Festival Intercultural de Narración Oral de Sevilla desplegarán a partir de esta noche con la inauguración de su novena edición.

Será en el Teatro Duque-La Imperdible, que ha programado las funciones para adultos y familiares, mientras que se renueva la complicidad de las librerías sevillanas para las sesiones infantiles, previstas entre el 4 y el 10 de noviembre.

La diferenciación entre las dos programaciones de adultos en sala e infantil en librerías es una de las características de este año. Y es que se trata de un evento que no tiene miedo a cambiar año a año ni las propuestas, ni el escenario, ni las fechas ya que, como dice Buiza,“eso nos da seguridad de que podemos estar mejorando constantemente”.

Con el lema #tengomuchocuento, el FINOS ha empezado esta mañana su circuito tradicional por centros escolares y desplegará su seducción a partir de esta noche, en la Narratón que reunirá en escena a todos los participantes.

Después de transitar por Santa Clara, la sala Obbio, Viento Sur y el CICUS, todos los espectáculos de este año serán en el Teatro Duque-La Imperdible, donde los narradores llegan contentos de actuar en un teatro porque consideran que la narración se posiciona así como lo que es: un arte escénico más.

finos

El FINOS es el único festival de este tipo que existe en la ciudad

El programa sigue apostando por la presentación de narradores extranjeros, españoles y andaluces. La argentina Victoria Siedlecki, con sus Relatos eróticos, y el gaditano Momi Ogalla, con sus Cuentos de Idas y Vueltas, contarán el viernes a las 21 horas, mientras que el sábado será el turno de la jienense Noelia Camacho (Cuentos atléticos) y del alicantino Félix Albo (Mi Tía Paca).

Jesús Buiza nos ayuda a conocer mejor a cada uno de ellos.

Victoria Siedlecki es argentina y vive y trabaja en Madrid. Tiene una escuela, creo que es la única escuela permanente de cuentacuentos que hay en España, y lleva cinco temporadas en el Teatro Muñoz Seca de Madrid. Trae un espectáculo de relatos eróticos”.

Momi Ogalla, quien ya fue miembro de la organización del FINOS, “trabaja mucho los cuentos desde una óptica social, cuentos de los mineros, de los astilleros de Cádiz. Es muy reivindicativo, todo contado desde el humor, no desde la tragedia pero cuando se pone serio, te deja KO”.

Noelia Camacho es narradora y corredora, de ahí sus cuentos atléticos, y acaba de montar una sala en Jaén llamada La Conchinchina, en la que programan actividades relacionadas con la creatividad y la lectura.

Félix Albo es “uno de los mejores narradores de España, por no decir el mejor. Te atrapa desde el minuto uno, tiene una gran capacidad de envolverte en la historia. Te hace reír y al segundo siguiente estás llorando”.

Otra de las propuestas de esta primera parte del FINOS son las funciones familiares, programadas el sábado y el domingo, a las seis de la tarde. “El Teatro nos ha ofrecido esa posibilidad de hacer funciones en la sala y estamos muy contentos porque, mientras que las sesiones en librerías son muy de tú a tú, en un teatro también son cercanas pero te permiten usar otro tipo de recursos”.

Tras la experiencia de estos años, los narradores se muestran convencidos de que uno de los mayores logros del FINOS ha sido “el conocimiento de lo que es la narración oral”. Según Jesús Buiza, “está dándole visibilidad al oficio y al arte de contar, que va más allá del cuentacuentos en el colegio o en fiestas. El Festival le da peso y si se hace en un teatro, aún más”.

Lola Jiménez corrobora esta opinión. “Yo misma no conocía la narración de adultos. Cuando empecé a escuchar cuentos en Sevilla, fue como mostrarme algo mágico. El FINOS abre las puertas al público y el hecho de estar en un teatro le da visibilidad. La posiciona como arte escénica”.

Comenta