Solo no puedes, con amigos sí

Ante las dificultades, la unión de esfuerzos. La búsqueda de objetivos comunes. Compartir planes, proyectos, ideas. Distintas iniciativas sevillanas están impulsando el loable (y agotador) camino de la colaboración. ¿Quién se acuerda del viejo lema de la Bola de Cristal? Solo no puedes, con amigos sí. Aquí van tres ejemplos: Las Librerías Contadas, #rutadíadellibrosevilla y Zoco de Libros.

POR Sonia Domínguez / Sevilla, 19 ABRIL 2016

Librerías contadas

Hace un año, Jesús Buiza, Carloco y Alicia Bululú empezaron a reunirse para compartir una serie de “inquietudes comunes” entre los narradores y para “hacer piña” ante el desconocimiento de una profesión que no siempre es valorada como se merece porque se ignora la cantidad de trabajo y de esfuerzo que hay tras una contada.

En este tiempo, junto a otros narradores sevillanos, han ido dando forma a lo que será el Gremio de Narradores y a la redacción de un Documento Marco de Buenas Prácticas, que permita dignificar y regularizar algunas situaciones, como el trabajo por favores o, incluso, gratis.

A raíz de estas conversaciones, se les ocurrió crear la iniciativa Las Librerías Contadas, que une a librerías, editoriales y narradores.

Alicia Bululú explica que las contadas en las librerías, muy habituales en la programación cultural sevillana, “llegaban a ser competencia con bibliotecas y centros culturales pero no se pagaban de la misma manera”. Por eso, se pusieron en contacto con los libreros y las editoriales para buscar una solución conjunta ante una situación común: cultura gratis. Y la solución, “tras un año dándole vueltas”, de conversaciones y reuniones, fue la financiación compartida.

Se trata de librerías pequeñas, editoriales pequeñas que tienen una apuesta muy fuerte por el libro y se pone el peso en el narrador para que elija a las librerías y a las editoriales. La subida en el precio es asumible y se ve acompañada de publicidad, reseñas de libros y un vínculo más fuerte”, asegura Alicia.

Librerías Contadas

De momento, participan en este proyecto cuatro librerías, cuatro editoriales y tres narradores FUENTE: LIBRERÍAS CONTADAS

De momento, tienen ya cerrada la programación hasta junio y participan en este ciclo las editoriales Canica Books, Libre Albedrío, Nube Ocho y Tres Tigres Tristes; las librerías Rayuela Infancia, El Molino de Cienta, El Oso y su libro y La Extra-Vagante, además de estos tres narradores. En junio, será momento de hacer “evaluación” y de saber si esta primera “fuerza de arranque” ha sido estimulante para que se sumen más participantes al proyecto.

El trabajo de coordinación es tedioso y agotador”, dice Alicia, pero muy necesario. Por ejemplo, en este momento la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía está trabajando en la preparación de una Ley de las Artes Escénicas pero como los narradores no están organizados no pueden participar de ninguna manera.

Confían en que el camino que ya llevan recorrido hasta el momento siente las bases sobre la regularización y la dignificación del oficio porque, según asegura Alicia, todavía queda mucho trabajo de campo que realizar.

#RutadíadellibroSevilla

Infinidad de librerías, bibliotecas y todo tipo de instituciones celebrarán por todo el territorio el Día Internacional del Libro, efeméride más que obligada en el calendario lector. Pero en Sevilla se han unido ocho espacios para movilizar a más público y para extender las celebraciones, no a una acción concreta ni a un descuento puntual, sino a cuatro días y una especie de ruta.

Día del Libro

Cartel que aglutina las actividades de los ocho espacios

Se trata de las librerías La Extra-Vagante, La Fuga, Un gato en bicicleta, la libro-taberna La Jerónima y la cafetería-librería El Viajero Sedentario. Además, y con una vocación más artística y transversal, se suman El Gallo Rojo, Diwap y Metáforas.

Organizar actividades uno solo cuesta más y queríamos hacer algo, con humildad, pero que tuviera más fuerza, con una programación más amplia para todo tipo de público”, cuenta Tere Cabello, socia de la cooperativa Tertulia, madre de proyectos como El Gallo Rojo y Cervezas Abril.

El denominador común es “el amor por la literatura” y la potencia de su propuesta es la transversalidad. “El libro tiene muchas partes, no es sólo texto, y todo tiene un soporte literario. El teatro cuenta historias. Al final, es comunicación en el sentido estricto de la palabra”.

Por eso, esta campaña que contará con los hashtags #ytúquélees y #páratealeer se atreve a combinar ilustración, música, teatro espontáneo y tecnología con el libro propiamente dicho, con presentaciones o lecturas de formato más clásico. Por ejemplo, habrá talleres de caligrafía, de robótica y programación con El Quijote, además de distintas actuaciones musicales.

Cada uno de los espacios ha elegido para la ocasión un libro clave (de Virginia Woolf a John Kennedy Toole) que recomendará a los lectores. Y, como explican los organizadores, “basta que te hagas con una de las recomendaciones y selles tu libro en cada uno de los espacios, asistiendo a una actividad. Haz una foto de tu libro y los sellos conseguidos, compártelo en redes con el hashtag #rutadíadellibrosevilla y participarás en el sorteo de un lote de productos de todos los espacios”.

Énfasis en lo local

En un artículo titulado Hiperabundancia: una reflexión, el editor Aaron Quincoces proponía una serie de soluciones para las pequeñas editoriales, ante la hiperabundancia de oferta lectora y las dificultades de visibilidad. Una de ellas era generar vínculos locales: “personal local, imprentas locales, libreros locales, lectores, bares, autores, bibliotecas, clubes de lectura, escuelas”. “Ser motor de la vida cultural y social refuerza la comunidad en la que se encuentra la editorial y consolida la editorial misma”, dice.

Y añade: “lo local vuelve a ser punto de arranque de nuevas realidades”.

Está lejos de ser motor de la vida cultural pero ese enfoque local, de establecer lazos, relaciones y objetivos comunes, es una de las características del Zoco de Libros, un movimiento espontáneo promovido por editoriales, librerías, galerías de arte y colectivos de ilustración.

Optimized-Zoco

Una vez al mes, editoriales, librerías y espacios más artísticas se reúnen en la Alameda de Hércules

El aspecto colaborativo en un sector como el del libro es necesario ante la débil estructura individual. Crear sinergias con otros actores es esencial para una economía cultural de una misma ciudad. Tras las numerosas asociaciones sin respuesta, sin buena comunicación, vimos necesario dar una respuesta plural y transversal de todos los que estamos trabajando por el libro como bien común, no sin el apoyo de la institución más local, el ICAS. El sector libro es sobre todo local y sobre este término surge el Zoco de Libros”.

Así lo explica Jaime Romero, editor de Arma Poética y cerebro de esta iniciativa que, una vez al mes, reúne a todos estos colectivos en la Alameda de Hércules para reivindicar la presencia del libro en la calle y fomentar el acercamiento directo con el público.

En su opinión, dos de las palabras que resumen los principios del Zoco son compromiso y carácter local. También pedagogía, ya que “es la primera vez que colaboramos cinco galerías de arte y colectivos de ilustración, 13 editoriales y cuatro librerías”.

¿En qué puede derivar este proyecto? Jaime Romero explica que “las formas horizontales de relacionarnos, de la transparencia en cuentas, del inicio continuo de diálogo con otras instituciones o administraciones locales sin apenas financiación, somos un proyecto autogestionado al 100%, eso es algo que debemos mejorar pues el Zoco necesita de algo más de dinamismo que nos ayude a ser más atractivo mediante acciones y espectáculos, presentaciones, talleres y recitales que se puedan ofrecer”.

Comenta

  1. Aharon Quincoces

    Seguid adelante sin miedo, haréis más cosas bien que mal. Un saludo

Comenta