¿Para qué sirve el Día de las Librerías?

Visibilidad es la palabra más recurrente cuando libreros y libreras de Sevilla piensan para qué sirve el Día de las Librerías, que se celebró el 13 de noviembre por todo el territorio nacional. Esta fecha es una celebración reciente. Va por su quinta edición. Es una llamada de atención hacia un tejido que está viendo cómo disminuye su papel en la cadena de valor del libro, con las consecuencias sociales, culturales y económicas que eso supone. ¿Es también una excusa para que medios de comunicación y políticos se acuerden de ellas? ¿Para atraer a ese público menos convencido, con la estrategia del descuento y el desarrollo de actividades? ¿Es fiesta o es reivindicación?

POR Sonia Domínguez / Sevilla, 13 NOV 2015

Entre todas las fechas conmemorativas que existen, hace cinco años que las librerías cuentan también con la suya propia. Un día concebido por la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros como reclamo de visibilidad y que todavía está encontrando acomodo en el calendario.

Este año se ha adelantado del último viernes de noviembre al día 13, quizás para evitar que el Black Friday, que sí arrasa como estrategia comercial de inicio de la campaña navideña, le robe el ya de por sí escaso protagonismo a los libros.

Porque los tiempos están revueltos en el ecosistema del libro. Si a la cultura le destinamos el 2,2% del presupuesto familiar, cada español se gasta al año 36,1 euros en libros y publicaciones periódicas. En Andalucía, esa cifra se rebaja a los 23,1 euros. Los cambios tecnológicos, y sociales, están alterando el papel de las librerías como punto de acceso al libro, aunque el binomio “se lee menos-se vende menos” siga siendo confuso, en un contexto tan cambiante como el actual.

A pesar de las dificultades que atraviesa el sector, este año en Sevilla el ánimo es ligeramente más optimista. El Ayuntamiento del PSOE ha hecho por las librerías lo mismo que por las bibliotecas. Un gesto simbólico. Presentó en La Extra-vagante un vídeo promocional de las librerías independientes sevillanas, centrado en su importancia como punto de acceso al libro y el fomento de la lectura.

No obstante, la presentación no ha ido acompañada del anuncio de ninguna medida concreta. Tan sólo la intención de apoyar al colectivo de librerías y de definir un plan integral de fomento de la lectura.

Le hemos pedido a los libreros y libreras de Sevilla que expliquen para qué sirve el Día de las Librerías.

Esperanza Alcaide, El Gusanito Lector: “Una vez, en una charla de libreros oí una frase. La naturaleza obvia el vacío. El espacio que tú no ocupas, será ocupado por otro. Es un día para decir aquí estoy yo, disfrutamos con nuestro trabajo que, además, tiene una función social y, por un día, vamos a disfrutar de todo lo que hacemos. Que, a pesar de lo difícil que se están poniendo las cosas, no podemos instalarnos en la queja, sino celebrar que nos gusta mucho lo que hacemos”.

Amparo Lazo, Librería Palas: “Para hacernos un poco más visibles, para celebrar que seguimos en pie a pesar de todo y para que, aunque sólo sea una única persona, se anime a entrar en una librería por primera vez”.

Rosa Rojas-Marcos: Yerma Librería: “Pienso que es un día principalmente de fiesta, con un componente de llamada de atención para que la gente tome conciencia de utilizar la librería como el lugar para proveerse de lecturas”.

Eduardo Baraja, Librería Céfiro: “Se supone que es una llamada de atención para el público en general que no suele pisar una librería y usa otros métodos de compra, y yo creo que es más un día de fiesta que de reivindicación”.

Cada quince días, el espacio que ocupan los libros lo llenan los niños que acuden a las actividades. Foto: Jesús Iglesias

El Oso y su Libro es la librería infantil de Los Bermejales. FOTO: Producciones Green

Joaquín de los Santos, El oso y su libro: “En mi caso sirve para poco por mi situación y público. Estoy algo desconectado y distante del centro cultural de la ciudad. A esto se añade una cierta desilusión respecto al sector. Parece que si no estás en el centro no existes. No me llegan ni carteles que anuncien el Día de las Librerías, ni propuestas conjuntas de algún tipo, incluso ni cuentan conmigo para reuniones del sector… Creo que debería ser una fiesta más que una reivindicación. Una forma de acercar a la gente a las librerías”.

María José Barrios, Casa Tomada: “Diría que es una reivindicación de la librería como espacio cultural más allá de la pura compra-venta de libros que hacemos, por ejemplo, en Internet. Que este año en Sevilla con las iniciativas que se están llevando a cabo también servirá para que la gente tome algo de conciencia de que los pequeños comercios necesitan un poco de apoyo para seguir ahí. No estoy hablando de cifras astronómicas: nosotras, con vender diez libros al día (¿cuántos venderá una gran cadena en cada franquicia?) podríamos pagar el sueldo de las libreras, pero hay días en que no se vende uno solo. Sirve también para reconocer algo muy difícil de valorar: ¿cómo se mide el tiempo que pasa el pequeño librero eligiendo su fondo, conociéndolo, recomendando un título de forma personal? ¿Cuántos descubrimientos de buenas lecturas hemos hecho gracias a ellos? La librería es mucho más que un comercio, el libro es mucho más que un producto”.

Juan Luis Gavala, Especies de Espacios: “No sirve para nada. Es como esas fechas del Día del Padre o de la Madre en el que la gente acude a comprar, teóricamente atraída por la ventaja de un descuento, y para que se sienta en paz consigo misma porque se ha comprado un libro. No me aporta nada”.

Manuela Oliva, Librería Reguera: “Es un día para dar a conocer el trabajo que hacemos libreros y librerías. Sí tiene algo de reivindicación, que no existen sólo las grandes superficies. Las propias editoriales dan trato preferencial a las grandes, cuando nosotros vendemos sus libros y los tratamos bien. Una ciudad sin librerías es lo más triste del mundo”.

Luis Gallego, La Fuga Librerías: “Supongo que es una forma de visibilizar el trabajo diario de muchas librerías, sobre todo en el contexto de la crisis, pero igual con las librerías que con el jamón ibérico de Aracena. ¿Porqué no es un día de lucha, de reivindicación? No le doy más importancia”.

 

*Este artículo se actualizará próximamente

Comenta

  1. Pingback: Feliz Día de las Librerías | El Esqueleto

Comenta