Nueva programación en las bibliotecas sevillanas

La nueva temporada de la Red Municipal de Bibliotecas de Sevilla arrancó a finales de septiembre sin hacer mucho ruido. Los cambios son lentos y no es fácil que su voz se oiga dentro de una programación cultural cada vez más completa y relevante en forma de festival.

Pero los signos de transformación continúan. Una nueva página web, la incorporación de dos trabajadores y un aumento del 30% en las actividades son síntomas de un cambio que, no obstante, sigue demandando más atenciones.

POR Sonia Domínguez / SEVILLA, 18 OCT 2016

En septiembre de 2015, Antonio Muñoz aseguró que el libro y la lectura serían el “frontispicio” de la política cultural municipal. Con una agenda frenética, y una presencia constante en los medios y en la calle, en octubre de 2016 el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo de Sevilla acudía a la Biblioteca Felipe González para dar la primera rueda de prensa específica sobre bibliotecas.

¿El motivo? El inicio de la actividad Escritor de Cabecera, promovida por El Dispensario en cuatro bibliotecas de la red, y enmarcada en una programación cultural que ha conseguido aumentar sus actividades en un 30% gracias al incremento presupuestario de 2016.

“El fomento de la lectura es un objetivo primordial. Hay que potenciar las bibliotecas, hay que fomentar cualquier actividad que incite a los ciudadanos a leer”Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo

Hasta finales de diciembre, el calendario incluye más de 330 propuestas entre los 14 espacios de la Red.

Se han programado talleres de narrativa breve, creación poética y cómic; acercamientos al teatro, a la ópera, al cine o a la literatura de viajes, así como sesiones dedicadas a Bartolomé Esteban Murillo, Gustavo Adolfo Bécquer, los hermanos Machado y Antonio Gala. Las catas de vino, los talleres de inglés y las rutas literarias y culturales por Sevilla también están incluidas.

El fomento de la lectura es un objetivo primordial. Hay que potenciar las bibliotecas, hay que fomentar cualquier actividad que incite a los ciudadanos a leer”, aseguró el delegado del área.

Consultorio literario personalizado

Una de las nuevas propuestas es Escritor de Cabecera, que empieza mañana en la biblioteca Blas Infante y que hasta el mes de diciembre convertirá a Antonio Rivero Taravillo, Carmen Camacho, Raquel Díez Reguera, Antonio Rodríguez Almodóvar, Salvador Gutiérrez Solís y Eva Díaz Pérez en consultores literarios personales.

Presentación del proyecto Escritor de cabecera en la Biblioteca Felipe González / FUENTE: AYUNTAMIENTO DE SEVILLA

Los usuarios de las bibliotecas tendrán la oportunidad de presentar sus escritos de poesía, relatos breves, aforismos o haikus, y se sentarán frente a frente con escritores de una carrera consolidada, que les podrán asesorar, motivar, hacer alguna corrección. Es una especie de Master Class, en la que 20 minutos pueden tener más efecto que inscribirse en un taller de escritura creativa”, explica Rafael Jurado, gestor cultural de El Dispensario.

Buscamos un proyecto innovador, la diferenciación frente a proyectos tradicionales que ya cubren las bibliotecas, como pueden ser los cuentacuentos, los clubes de lectura, las charlas y conferencias al uso. La gran ventaja de Escritor de cabecera es que se trata de un encuentro personalizado”, resalta Jurado.

Para la poeta Carmen Camacho, “cuando contactas con una persona que está empezando a escribir, me interesa poder decirle que has tenido y tienes las mismas dudas y las mismas ganas. Quien venga a nosotras, que nos reconozca como parte de lo mismo, quizás podamos darle alguna clave que alumbre ese camino”.

“Vivas donde vivas, tu mirada acerca del mundo, interesa y es distinta”Carmen Camacho, poeta

Además, y dado que esta iniciativa se desarrolla en barrios como Torreblanca y Parque Alcosa, destaca que “ser escritor no tiene que ver con ser de un centro”.

“Vivas donde vivas, tu mirada acerca del mundo, interesa y es distinta. En la literatura contemporánea, todas las miradas son outsider. Es momento para escribir como uno vive y como uno siente, e intentar hacerlo lo mejor posible”.

Las bibliotecas en el contexto cultural

Tras la Bienal de Flamenco y el Monkey Week, el otoño cultural sevillano todavía tiene reservadas energías para el Festival de Cine Europeo, el Mes de Danza, el Festival de las Artes Escénicas, la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión, entre otros eventos, y toma aire ante la segunda edición de #AlumbraSevilla, planificada con más tiempo y tras el buen sabor del año pasado.

“El apoyo a la lectura es un trabajo mucho más sosegado, mucho más invisible pero, ni muchísimo menos, menos importante. Todo lo contrario”Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo

Frente al dinamismo y la rapidez con la que los cambios son perceptibles en otras áreas y espacios, ¿el sector de las letras es el que está avanzando más lento en la transformación cultural que está experimentando la ciudad? ¿Está costando más?

Antonio Muñoz responde que “hay cuestiones más visibles. El apoyo al sector de la música, de las artes escénicas u otras ramas del mundo de la cultura, la propia plasmación, la propia evidencia de ese cambio es mucho más notorio”.

El apoyo a la lectura es un trabajo mucho más sosegado, mucho más invisible pero, ni muchísimo menos, menos importante. Todo lo contrario. Partimos de unas tasas de lectura en la ciudad, como sucede en otras ciudades, tremendamente insatisfactorias y creo que es una obligación de los poderes públicos el cambiar esa tendencia y hacer que sencilla y llanamente haya más gente que lea”.

Uno de los pilares en los que asienta ese objetivo es el Plan Integral de Fomento de la Lectura, que desde abril ha mantenido dos reuniones y está a la espera de una nueva cita en las próximas semanas con la formación de una comisión ejecutiva -integrada por miembros de bibliotecas, universidad y librerías- más ágil y con capacidad de concreción.

Pero, de momento, el nudo gordiano sigue siendo el Plan Director de Bibliotecas, que debe concretar y presupuestar cómo Sevilla resolverá el déficit histórico en materia bibliotecaria.

El Plan está actualizado desde la primavera y pendiente de aprobación. El delegado lamenta que “los tiempos a veces no son los que a uno le gustan” y confía en que “en este último trimestre podamos presentarlo y que pueda marcar un antes y un después”.

Las bibliotecas desarrollan una labor primordial de actividad cultural y vinculada a la lectura en el conjunto de los barrios, pero me gustaría que hiciéramos más cosas, que las bibliotecas tuvieran más medios, más personal y más medios de todo tipo. Espero que cuando hagamos un balance de gobierno al finalizar la legislatura esto haya cambiado de la noche al día en estos cuatro años”.

Comenta