Triskel Ediciones tiene un plan

Rafael Velis y Pablo Campos nacieron el mismo día del mismo año en el mismo hospital. Se conocieron en la Universidad, mientras estudiaban Historia, y cuando años después Pablo acababa de escribir su primera novela en Berlín, recibía un correo de Rafael contándole que había creado una editorial independiente en Sevilla. Triskel Ediciones.

Hoy, ambos son los editores de un sello centrado en autores noveles y que ya empieza a asociar su imagen a las cuatro líneas de su catálogo -ciencia ficción, fantasía, narrativa y ensayo -, así como a los encuentros Literágora.

En una conversación con Rafael Velis y Pablo Campos, editores de Triskel, salta a la vista que son caracteres complementarios. Uno es más pasional, el otro más calmado. “Rafael tiene mentalidad empresarial porque siempre está buscando implementar nuevas ideas. Tiene ganas de hacer algo grande, no está de paso”, comenta Pablo. “De los dos, él es el más creativo. Si yo busco la originalidad en el proyecto, él le da el toque definitivo”, cuenta Rafael de su compañero.

Cuando hablan, consiguen transmitir no sólo la emoción, sino también el convencimiento. “¡Por fin tenemos un plan estructurado, anual, que creemos que puede funcionar!”, exclaman.

Con ese ánimo aborda Triskel Ediciones la próxima temporada, que acaban de inaugurar con la puesta en marcha de una serie de cursos de escritura y con la presentación de dos nuevas novelas, ‘Las cavernas del alma’ de Manuel Vilches Morales, y ‘Que se enteren las raíces’, de Fernando García Maroto. El I encuentro ‘Letras de Otoño’ no pudo ser por la lluvia.

Un repaso a los orígenes

Los orígenes de Triskel se remontan a 2013, cuando Rafael Velis y María Jesús Ramírez apuestan por crear en Sevilla una editorial eminentemente digital, con la publicación de dos obras de autores noveles: ‘El rey tras el cristal oscuro’ de Pablo Felder (hoy editor) y ‘La quinta del argentino’, de Juan Gabriel Rodríguez Laguna.

La quinta obra de Triskel inaugura la doble versión, papel y digital. FOTO CEDIDA

La quinta obra de Triskel inaugura la doble versión, papel y digital FOTO CEDIDA

El primer año en digital fue muy duro. Hablaba con muchísima gente pero me daban palmadas en la espalda. Me veían editar sólo en digital y no me tomaban en serio”, recuerda Rafael. “Como que era un proyecto a medias, no era suficientemente serio para una editorial”, añade Pablo.

La tozudez del formato papel, que permite la presencia física en las librerías, así como la circulación de ejemplares en las presentaciones y la satisfacción del propio autor (“el autor sí quiere tener su libro y ponerlo en la estantería junto a los libros que ha leído”, reconoce Pablo), acabó por imponerse y con la quinta obra publicada inauguraron la doble línea impresa y digital.

Es entonces cuando la editorial empieza su recorrido, las librerías y los lectores se empiezan a interesar por las obras” y, como dice Rafael, “o cierro la editorial o busco socios. Entran Pablo y Juan Gabriel y construimos la idea en la que estamos trabajando ahora. Juan está unos meses y nos hemos quedado los dos con un modelo que creemos viable, de editorial, cursos de formación, asesoría y literágora”.

Tras dos años de exploración y ajustes, Triskel acaba de inaugurar la línea de ensayos que complementa a ciencia ficción, fantasía y narrativa

Tras estos dos primeros años de exploración y ajustes, Triskel se plantea los próximos meses con un calendario prefijado de obras a publicar, con especial incidencia en la narrativa y el ensayo; de presentaciones en distintos puntos de España, como Madrid y Málaga, y de eventos a los que quieren asistir. Su intención es poder estar presentes con stand propio en las ferias del libro de Sevilla, Tomares, Dos Hermanas y la madrileña Hostia un libro.

Otra de las líneas de trabajo es el proyecto ‘Dípticos’, modelo híbrido entre papel y digital. “El ebook tangible es un complemento, un toque original para presentar un libro en sus tres versiones. La idea es la portada impresa con un código QR que te da acceso al libro en epub”, explica Rafael.

Y un proyecto que les parece muy ilusionante es ‘Tierras de Hekbon’, la primera franquicia de fantasía en español que se lanzará a finales de año. “Crearemos Tierras de Hekbon, con unos personajes y unos parámetros, e invitaremos a la gente a que escriba dentro de ese mundo imaginario. Publicaremos los relatos bajo el sello de Triskel”.

Dentro de su línea de difusión, el nombre de Triskel ya se asocia a ‘Literágora’, una iniciativa itinerante por distintos espacios culturales de la ciudad que promueve el encuentro, el debate y la reflexión en torno a distintos aspectos del sector editorial.

Literágora tiene una vocación altruista. Es muy reconfortante porque se genera un debate, los ponentes son muy interesantes y se aprende mucho. Es muy interesante escuchar a la gente porque siempre hay una visión diferente a la tuya. Hemos tratado la temática de la crítica literaria, los autores noveles, la edición digital, el escrito histórico. La próxima cita, el 20 de octubre, estará centrada en la poesía”.

También han puesto en marcha una línea formativa, con los cursos de iniciación a la escritura creativa y a la poesía, impartidos por Víctor L. Briones en El Viajero Sedentario y La Esquina Azul.

El papel del editor

En un mercado sobresaturado de títulos, con el auge de la autoedición y la presión de la industria editorial, el trabajo de Triskel se centra en los autores noveles. “Existe una brecha enorme entre la autopublicación y las grandes editoriales. El autor que quiere empezar está en medio, perdido en ese marasmo, y no existe la empresa que haga esa función”.

Si consigues una cierta personalidad en lo que publicas, el lector se identifica con eso

Ambos tienen claro que la figura del editor es fundamental.

Pablo Campos FOTOS: Pepa Ponce

RAFAEL: “El papel de un editor sigue siendo clave. Somos el filtro para el autor en todos los sentidos. El autor escribe y nosotros corregimos la obra, le ayudamos en ese proceso creativo, programamos las presentaciones, le buscamos eventos, lo llevamos a las librerías, hablamos con los medios y los blogs.

PABLO: “Te conviertes en su socio. Vas a querer tanto como él que su obra vaya bien, te embarcas con el autor en su misma aventura”.

RAFAEL: “¡Y un socio casi paternalista! Tienes hacia el escritor ese sentimiento de protección. Nuestros escritores. Te sale así”.

PABLO: “Somos una garantía de calidad para el lector en el sentido de que publicamos un porcentaje muy bajo de lo que nos llega. Hacemos una selección, ha habido un proceso de perfeccionamiento de esa obra, ha tenido un trabajo profesional en la cubierta, en la maquetación y, si consigues una cierta personalidad en lo que publicas, el lector se identifica con eso”.

Una de las grandes dificultades que afecta a las pequeñas editoriales independientes la planteaba Pablo recientemente en una entrevista en Red Boocle. “¿Cómo vender a un lector un libro de alguien que no conoce, publicado por una editorial semidesconocida, cuando se pueden gastar tres vidas leyendo autores consagrados, históricos, clásicos? ¿Por qué gastar su tiempo en leer al autor que has publicado tú, en vez de leer a Edgar Allan Poe?”.

Entre las respuestas posibles, ellos destacan el trato directo con las librerías y las presentaciones.

En Sevilla, ya cuentan con ocho librerías asociadas, mientras que el resto se reparten entre Madrid, Pamplona y Málaga. “Más de la mitad de nuestro catálogo es de ciencia ficción. Las librerías están muy interesadas en crear secciones propias de ciencia ficción. Y, de pronto, nos ha sorprendido el ensayo, que está funcionando muy bien y que está despertando el interés de los medios”.

‘Seducción y género en la Sevilla barroca’ de Eva Manzano Pérez y ‘La mala educación’ de Pablo Poó Gallardo inauguraron en septiembre esta nueva línea de ensayos.

La parte presencial te da muchas ventajas – afirma Pablo- La venta directa se mueve mucho en los eventos que hacemos, ya sea presentaciones, feria del libro, nuestros cumpleaños”. ¿Y Amazon?, les pregunto. “Amazon funciona muy bien en digital pero en papel no tanto”.

En este sector se suele decir que una editorial llega a la adolescencia con cinco años y a la madurez con diez.

Nosotros hemos cumplido dos años. Trabajamos bajo demanda, hacemos cosas muy sanas y estamos muy contentos de la evolución”, dice Rafael. En una editorial independiente, “no existen las individualidades. A todos nuestros autores les interesa que la editorial funcione. A Pablo Felder le interesa que Javier Miró sea un éxito y a Miró que lo sea Celia Corral. Todos vamos de la mano en la sombra, intentando encontrar un cachito de luz”, concluye Pablo.

Comenta