Atracciones, distracciones… y Zoco de libros

La Alameda de Hércules suele ser una de las zonas de más movimiento de la ciudad. Durante los fines de semana, gentes diversas y dispares pasan sus horas de ocio en parques, bares y propuestas culturales. Un trasiego que se intensifica en estas fechas, con las atracciones navideñas, de la pista de patinaje al carrusel; toda clase de mercadillos, acción política de calle y ¿por qué no? también libros.

El Zoco de Libros y objetos relacionados con las letras reclama una vez al mes la presencia del libro en la calle. La posibilidad de acercamiento al público desde este lugar. Se trata de una iniciativa que partió de la pequeña editorial Arma Poética, que apoya el Ayuntamiento de Sevilla y a la que se han sumado diez editoriales más, cinco librerías y cinco proyectos vinculados con la ilustración.

Desde el inicio se ha presentado como un proyecto que surge desde la periferia en la que trabajan y actúan la mayoría de las editoriales independientes, buscando ocupar un espacio en el centro de la ciudad y en contacto directo con la gente.

Se trata de editoriales que no suelen trabajar con distribuidoras y que cuentan con la complicidad de algunas librerías sevillanas, tanto con la presencia de sus ejemplares como a través de la organización de actividades. Librerías que simpatizan con el proyecto o que lo ven como una oportunidad para darse a conocer en un lugar más céntrico y fuera de sus cuatro paredes.

Pensé en cómo dinamizar la situación de pequeñas empresas sevillanas que tenemos más dificultades para actuar. Una iniciativa que valora el esfuerzo cultural que realizamos”, explica Jaime Romero, editor de Arma Poética, quien destaca que es la primera vez que en Sevilla hay una unión de editoriales, librerías y empresas y colectivos de ilustración.

Optimized-armapoética

Los libros respiran en la calle una vez al mes

No somos ninguna competencia de la Feria del Libro, ni nunca vamos a invitar a las grandes empresas editoriales, puesto que tienen una visión más comercial del libro, y no tan cultural. Se trata, simplemente, de tener más posibilidades de actuar con la gente”.

Creemos que el proyecto vale la pena”, explica Joaquín Sovilla, librero de La Extra-Vagante. No tanto por la rentabilidad económica, como por el apoyo simbólico. “Quienes hacen esta propuesta son editoriales que casi no tienen espacio en las otras librerías, ni en la Feria del Libro, es una manera de apoyar su trabajo. A las demás librerías no les afecta directamente porque no es un tipo de editorial que tengan en sus librerías”.

Especies de Espacios desde Triana, Casa Tomada desde Puerta Osario, La Fuga y La Extra-Vagante desde la Alameda y la online Rola Libros participan en este proyecto, en el que también están representadas la propia Arma Poética, Maclein y Parker, Triskel Ediciones, Tres Tristes Tigres, Ediciones en Huida, Palimpsesto 2.0, Padilla Libros, Anantes, Karima Editora, Difusionados y Ultramarina Editorial.

De la ilustración y la parte más artística se encargan Espacio Sublima, Diwap, Caelvm, La Galería Roja y El último mono.

Cada editorial muestra sus apuestas. Poesía, álbum ilustrado, narrativa, ciencia ficción o ensayo. En el stand de Maclein y Parker, por ejemplo, están de estreno con ‘Leña’, un libro de relatos de José Pedro García Parejo y apadrinan la presentación en papel de la Revista Anonimato; una iniciativa desarrollada por Daniel Martínez Romero y Joselito Ramone que recupera el sueño de Juan Ramón Jiménez de publicar poemas, no poetas; textos, no firmas.

Después de dos años en formato digital, y junto al grupo de artistas 13+, han lanzado una antología de los ocho números de la revista, que no recopila todos los poemas, sino que han dado libertad a los artistas para que seleccionasen aquellos textos “cinco de cada número, que más les estimulasen, con los que más se identificasen para que diesen el cien por cien de su trabajo”.

Daniel Martínez añade que esta combinación de palabra e imagen “se complementa y engrandece” al libro, ya que permite distintos viajes: el textual, el visual y el conjunto.

Con una tirada pequeña de cien ejemplares, esta antología es una manera de celebrar los dos años de un proyecto que apuesta por la poesía joven, que cuenta con autores latinoamericanos y de distintas ciudades españolas, e iniciar una nueva fase con la remodelación de la web.

Joselito Ramone agradece el “apoyo logístico y humano de Maclein y Parker. En este mundo del arte y de la literatura se tiende al cainismo y al secretismo. Es una delicia encontrarte gente así”. Y resume el espíritu de colaboración que se respira en el Zoco: “Es necesario más apoyo entre las librerías independientes, las editoriales pequeñas y los autores porque jugamos en otra liga distinta a la del mercado”.

Optimized-zocodelibros (1)

La Alameda es una de las zonas de mayor movimiento

Muestra de la colaboración es que las librerías se ponen de acuerdo entre ellas para ofrecer algo distinto. La librera María José Barrios cuenta que “hemos hecho una selección de recomendaciones literarias de Casa Tomada; novela, relato y algo de cómic. También libros gamberros y fanzines y, sobre todo, juegos creativos, que es una de nuestras apuestas de la Navidad. Juegos narrativos, teatro de sombras, cositas para contar cuentos”. En La Extra-Vagante apuestan por el cómic y el álbum ilustrado.

Cada jornada cuenta con una programación de actividades, desde la firma de la ilustradora Raquel Díaz Reguera, promovida por Tres Tristes Tigres, o los recitales poéticos tan característicos de Ediciones en Huida.

Y la gente pasa, pasea, curiosea, se interesa y, a veces, compra.

En octubre el Zoco no se pudo hacer porque llovió. En noviembre, funcionó bastante bien. Nos asombró. Pasaron cerca de 400 personas y, entre todos, facturamos casi 1.500 euros, que es una cantidad buena para librerías y editoriales. Diciembre está resultando más débil, la gente está más con la curiosidad y el asombro, que con la compra. Quizás es más difícil porque otras recreaciones menos culturales ocupan este espacio”, según el balance de Jaime Romero.

El Zoco está intentando hacerse un hueco entre los hábitos de los sevillanos y entre la propia burocracia de la administración, que a punto estuvo de cancelar la edición del pasado 12 de diciembre por saturación de actividades en esta zona. Este sábado tienen una nueva cita en la parte sur de la Alameda.

Comenta

  1. Pingback: Difusión | Arma Poética

Comenta